"Chile está firmando el certificado de defunción del modelo neoliberal para América Latina"

Martes, 29 Octubre 2019 - 12:45pm

Piura en Línea.- El país trasandino atraviesa un momento difícil de su historia, producto de la enorme desigualdad que generaron las políticas del presidente Sebastián Piñera y gobiernos predecesores. Mientras tanto, continúa la ola represiva estatal que ya se cobró 18 muertes, 35 desaparecidos/as y más de 200 personas heridas, según el Instituto Nacional de DD.HH.

El sociólogo y analista internacional, Atilio Borón, dialogó con Radio Realpolitik FM sobre los motivos del estallido social, que ya lleva una semana. “Estamos viendo un fenómeno de carácter epocal, se está firmando el certificado de defunción del modelo neoliberal para América Latina”, comentó. En este sentido, sostuvo: “Creo que es definitivo e irrecuperable porque Chile fue el ejemplo durante varios siglos”, y agregó que “el Banco Mundial, el FMI y toda la derecha latinoamericana nos refregaba por la cara que era el gobierno modelo”.

Asimismo, se refirió al terrorismo de estado que azota las calles chilenas. “Estamos viendo los ritos fúnebres y violentos pero, en el fondo, el entierro de un modelo que sumió a su país a la desigualdad más grande de la historia”. Entre los argumentos que destacó, se basó en los 50 años de políticas neoliberales que “sumergieron a Chile al octavo país más desigual del mundo, junto con Ruanda” y a las privatizaciones que sufre el pueblo trasandino: “El agua, los glaciares y hasta la lluvia pertenecen a empresas, además que la educación pública y la salud son aranceladas”.

¿POR QUÉ AHORA?
El analista internacional fue contundente a la hora de problematizar sobre los motivos del estallido social, en relación a su despertar después de décadas de gobiernos neoliberales. “Se dieron una serie de condiciones donde fue madurando una conciencia crítica sobre el modelo”, afirmó. Entre los causantes que enumeró, citó en primer lugar que la gente dejó de participar en las elecciones: “Cuando Piñera fue elegido, votó apenas el 47 por ciento del padrón, lo que representa una tasa de ausentismo brutal”.

En segundo lugar, hizo mención a las pensiones retrógradas que recibieron los chilenos. “Hubo un caso emblemático de una mujer que aportó durante 30 años y le dijeron que le iban a pagar el 35 por ciento”. Y agregó: “Fue un escándalo y ella armó una movida para visibilizarlo, creando un clima de opinión muy fuerte en la sociedad chilena”.

En tercer lugar, se refirió al endeudamiento de la gente, sobre todo de la clase media. “Estaba harta de no llegar a fin de mes” y precisó un momento en particular: “La chispa fue la de los pibes que decidieron saltar el molinete para no pagar 30 pesos chilenos más, lo que equivale a 5 centavos de dólares. Fue la actitud de no aguantar más la que generalizó este proceso”.

Para darle más peso a su análisis, Borón trazó un paralelismo histórico para explicar que los procesos llevan tiempo y no son inmediatos. “La revolución francesa empezó porque a tres panaderos se les ocurrió aumentar el precio del pan. Fue la chispa que incendió y se vino abajo todo el viejo régimen”, comentó. Y también comparó la economía de la población trasandina con la argentina, para dimensionar lo que acontece: “Los hogares chilenos son los más endeudados del mundo, sus deudas equivalen al 43 por ciento de su PBI mientras que en Argentina es del 12 por ciento”.

Este índice mucho menor, que se considera elevado en nuestro país, para los chilenos representa que ni siquiera puedan pagarlo. “La clase media siempre fue muy frágil en Chile, se engancharon en el consumo, en el crédito fácil y en la tarjeta de crédito”, evidenció Borón como desencadenantes de la deuda. En este sentido, agregó: “Me contó un tipo, que tiene información sobre el sistema bancario, que uno de cada tres deudores se declaró en mora” y añadió que “es un callejón sin salida” y que “por eso la gente salió con esa demencia a protestar”.

LA MIRADA REGIONAL
El politólogo también analizó los diferentes procesos sociales que viven los países de la región. Desde una perspectiva latinoamericana, habló sobre la revuelta del pueblo ecuatoriano: “Hubo un repliegue de momento de la población indígena, pero donde Lenín Moreno comience de vuelta con sus políticas, van a volver a la calle”. Además, consideró relevante que “en México está López Obrador”, la “convulsión en Perú” y calificó “positiva” la elección del próximo domingo en Uruguay, pronosticando un triunfo del Frente Amplio.

Sobre nuestro país, resaltó “la respuesta de la población en las elecciones del 11 de agosto” y que “es muy importante para los electores argentinos, que tenían dudas en darle una segunda chance al proyecto neoliberal que Macri, saber que se inspiró en Piñera”. De esta manera, reflejó un mensaje esperanzador para la sociedad latinoamericana: “Se pinta un panorama de repudio generalizado al neoliberalismo como nunca se vivió en el mundo”.

EL DESTINO DE CHILE Y LA COMPLICIDAD DE LOS MEDIOS
El cerco informativo es de tal magnitud que los chilenos tienen que divulgar lo que pasa a través de sus redes sociales, que en muchas ocasiones fueron bloqueadas para impedir que se conozca la realidad del país. El diario que cuenta con mayor masividad es “El Mercurio” y sobre este se refirió Borón: “Mintió toda su vida y me parece un gesto significativo que la gente de Valparaíso lo haya prendido fuego”. Y continuó: “No es casual que la gente tenga ese odio porque fueron engañados vilmente con las pensiones. Les prometieron el 100 por ciento de sus ahorros y cobraron el 40”.
En cuanto al devenir del país del Pacífico, Borón dijo “no saberlo”, pero que “ni socialismo ni revolución le deparan a Chile”. De todas formas, manifestó una certeza: “Esto se acabó, va a haber una recomposición de fuerzas”, que tiene origen en el hartazgo del pueblo chileno sobre “la crisis de un hipercorrupto sistema partidario”. Y fundamentó: “Lo digo con absoluta responsabilidad, porque fueron cómplices del saqueo y la subasta de Chile. Nunca vi que le dieran el litoral marítimo de un país, con casi más de 5 mil kilómetros, a 107 grupos empresariales vinculados”.

“EL HECHICERO DE LA TRIBU”
Así se titula uno de los últimos libros de Borón, en referencia al escritor peruano Mario Vargas Llosa y su defensa del liberalismo en América Latina, ya sea desde la literatura o en discursos públicos. En este sentido, consultado sobre cómo debe estar viviendo estos momentos, el especialista en ciencias sociales señaló que “Vargas Llosa no hizo ninguna declaración” y que “debe estar absolutamente asombrado y enloquecido, porque no esperaba lo que está pasando”.

“Él consumió la droga del marxismo – sartriano cuando era joven, hasta que se cansó y adoptó la del liberalismo”, criticó Borón y añadió que “es un tipo fundamentalista, fanático de pensamiento, que no acepta los datos de la realidad”. Asimismo, opinó: “En algún momento se va a dar cuenta que el mundo que construyó se está viniendo abajo y no tiene reparación”.
Otro de los cuestionamientos del sociólogo, fue la editorial del escritor peruano que publicó La Nación. “Es escandalosa, dijo que Argentina retrocedió de la civilización a la barbarie en las elecciones PASO”. Igualmente, evidenció que “Vargas Llosa acusó al electorado argentino de irracional desatino, cuando él nos insta a que copiemos el modelo chileno” y concluyó: “Toda esa hojarasca de basura, ahora va a un lugar que merece: el cesto de los trapos viejos”.

PICHETTO Y SU ACÉRRIMA DEFENSA DEL MODELO CHILENO
El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio denunció una maniobra internacional “en cadena” para deslegitimar las manifestaciones en el país trasandino. “Hay un proceso de desestabilización en América Latina con injerencia venezolana – cubana”, declaró y aseveró que “la dictadura militar en Venezuela, en sociedad con Cuba, está avanzando en otros países de Latinoamérica”.

Sobre estos dichos, Borón opinó que el senador nacional “está consumiendo sustancias que le hacen perder la visión y decir cualquier estupidez”. Además, sostuvo que “no hay evidencias de lo que dijo” y ejemplificó con la situación que vive el país caribeño: “Se piensan que Maduro, con la agresión que sufre Venezuela, que no puede importar un tornillo, medicamentos ni alimentos, se va a preocupar de organizar la rebelión chilena con tal eficacia”.

De igual modo, el politólogo explicó quiénes están motorizando este proceso: Una nueva generación de jóvenes, en contraposición a la “intromisión extranjera” que refiere el funcionario “peronista”. “Los pibes chilenos desarrollaron un lenguaje muy especial que ni lo conocen los más grandes y por eso te das cuenta que los manifestantes son todos ellos”, relató Borón.

Por último, siguió repartiendo críticas para los representantes de Cambiemos que justifican “la guerra” en palabras del presidente Piñera. “Estos inútiles de acá seguramente están buscando designar un presidente provisorio para Bolivia y Chile”. Y concluyó: “Son chupamedias profesionales, rastreros de lo peor y hacen esas interpretaciones que son un insulto al heroísmo del pueblo, quienes les hacen un enorme bien a toda América Latina”. (Por: Atilio Boron)

(Publicado en Other News – replica Otra Mirada)

——
* Politólogo y sociólogo argentino. Es doctor en Ciencia Política por la Universidad de Harvard, magíster en Ciencia Política de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), licenciado en Sociología por Universidad Católica Argentina (UCA). Director del PLED, el Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales del Centro Cultural de la Cooperación.

Comentarios