Aprendamos la lección, defender la democracia con honestidad (Por Fray Héctor Herrera OP)

Sábado, 23 Diciembre 2017 - 11:45am

Piura en Línea.- La jornada vivida el 21 de diciembre del 2017 marca una nueva etapa en la historia de Perú. Nos llama a todos los peruanos a una seria reflexión, a pensar en la construcción de una democracia con ética, basada en el servicio, solidaridad, justicia y responsabilidad con el bien común de todos.

    Saber elegir a los representantes del pueblo, que se acerquen a la realidad de los pueblos y asuman con responsabilidad el desarrollo de los pueblos más olvidados.

    El ejecutivo a saber gobernar con sabiduría y capacidad de ir los ministros a las zonas afectadas y hacer sabias decisiones que el país necesita a potenciar la descentralización.

    Los maestros a exigir en la currícula, la educación cívica, ciudadana y formación política, a fin de que los educandos conozcan sus derechos y deberes. Lo mismo hacer conocer, difundir el Informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, para que nunca más se repita la violencia en el país.

    El pueblo a formarse políticamente en todas las organizaciones del pueblo, para terminar con el caudillismo y el figuritismo, de quienes solo buscan sus “intereses mezquinos” y que no ven el bien de la nación.
    El poder judicial, a saber juzgar rectamente, como dice el evangelio, acelerando los juicios, para que las cárceles no sigan hacinadas de reclusos

    El respeto por todas las instituciones del Estado, y que éstas actúen con ética, responsabilidad y seriedad de modo que los juicios se aceleren.

    Una reforma en todas las instituciones, así como una urgente reforma electoral.

El ejecutivo tiene que tomar decisiones serias y responsables, de tener un gabinete amplio, que lo integren personas con amor a la patria y servicio al pueblo peruano. Los poderes del Estado a trabajar con valentía por la nación, enfrentando: la corrupción, la inseguridad ciudadana, la transparencia en las inversiones que respeten el medio ambiente, la consulta previa a los pueblos y un desarrollo que mejore la calidad de vida de todos los peruanos, en salud, educación, trabajo.

El pueblo en las calles ha pedido que “se vayan todos”. Esto invita a todas las autoridades, a reflexionar con sinceridad, desde los gobiernos locales, regionales y de la nación, a actuar con transparencia, a dar cuenta de sus actos a la ciudadanía, donde las coimas y diezmos, que aún se dan, terminen, si queremos sanar al país de tanta corrupción.

Comentarios